Cargando...

Extorsiones y hacinamiento, los problemas más graves en las cárceles del país

2016-10-19

Sociedad Carcelaria de Shanghái y UNODC se suman como aliados de Minjusticia para hacerle frente a la situación de los centros de reclusión en Colombia. Resocialización, mejoramiento de condiciones de reclusión son algunos de los puntos clave para el Ministerio. 


La fuerte preocupación que existe en el país frente a la situación que se vive en las cárceles no pasa desapercibida; así lo ha hecho saber la Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el Delito (UNODC) que le ofreció al Ministerio de justicia su apoyo para atender la crisis carcelaria. 

Piera Barzano, consejera técnica de la Sección de Justicia de la UNODC, manifestó, en una reunión con el al ministro de Justicia y del Derecho, Jorge Eduardo Londoño Ulloa, que el problema no se soluciona con la construcción de más cárceles, sino que se deben empezar a identificar prioridades para “poner en marcha proyectos de reinserción social en los centros carcelarios”, según se informó un boletín del Ministerio de Justicia.  

“El hacinamiento es tal vez el tema más complicado y más difícil de manejar, y está claro que no se va a solucionar solo construyendo cárceles. Esto es algo más del ámbito de la política criminal y por ello ofrecemos nuestra colaboración para que el Ministerio de Justicia presente proyectos de ley que permitan racionalizar la aplicación de la pena privativa de la libertad”, dijo al destacar la labor del Observatorio de Política Criminal, que señaló aporta cifras valiosas.

De acuerdo con Barzano, otro de los problemas que preocupa del sistema carcelario es el de las extorsiones que se hacen desde los centros de reclusión, y subrayó que es necesario identificar los puntos vulnerables en la seguridad penitenciaria “y manejar una mejor inteligencia desde adentro”.

Por su parte, el ministro de Justicia y del Derecho, Jorge Eduardo Londoño Ulloa, subrayó que esta cartera trabaja en tres aspectos específicos para hacerle frente a esta problemática como: “construir una adecuada política criminal para combatir el hacinamiento y no tener que concentrarse solo en la construcción de cárceles; las leyes de Racionalización de la Detención Preventiva y del Procedimiento Penal Abreviado; y el trámite de la reforma al Código Penitenciario y Carcelario”.

Cooperación internacional con Shanghái  

Sobre este tema Liu Huaibao, vicedirector del buró Municipal de Administración de Cárceles de Shanghái (China), y de la delegación de la Sociedad Carcelaria de esta ciudad, también manifestó -durante una visita al país en la que tuvo la oportunidad de recorrer la cárcel la Picota- la importancia de construir políticas públicas para resolver los problemas penitenciarios en Colombia, según informó el Minsiterio. 

“Es importante que las personas reconozcan su delito, pero para eso hay que mejorar las condiciones durante el periodo de privación de la libertad”, dijo Liu Huaibao, quien añadió que es importante proponer un plan de acción con el fin de reducir la tasa de hacinamiento en los centros carcelarios de las dos naciones.

Escuche palabras del embajador de la China en Colombia, señor Li Nianping (Cortesía audio Minjusticia) 

Esta visita también tuvo como finalidad empezar a construir vínculos de cooperación internacional con la Sociedad Carcelaria de Shanghái. Renzo Rodríguez Padilla, asesor del Viceministro de Política Criminal y Justicia Restaurativa, señaló que precisamente el ofrecer condiciones dignas para las personas privadas de su libertad, resolver el hacinamiento, los problemas de salud y conseguir recursos para mejorar varios centros penitenciarios es un trabajo que se ha estado adelantando.

Renzo recordó que la construcción de políticas públicas penitenciarias y criminales es la solución a los problemas del sistema carcelario. “La resocialización es parte de estas políticas públicas. Las cárceles no son la solución para el fin de las penas. Debemos capacitar, humanizar y resocializar a estas personas para que cuando salgan de su encierro le sirvan a la sociedad y sean mejores ciudadanos (…) queremos cambiar el pensamiento que existe en Colombia de que la única solución para los problemas es la cárcel y la construcción de centros penitenciarios. Además, está claro que el aumento de las penas no soluciona nada”, explicó el alto funcionario.

Redacción Huella Forense

Twitter @HuellaForense

 

Síguenos en: