Cargando...

Lars Steen Nielsen, un hombre de desafíos

2017-03-06
“El impacto del proceso de paz en la imagen de Colombia es enorme. Es muy diferente realizar la gestión para atraer a inversionistas y turistas a un país que ha hecho un proceso de paz, que a uno que está en conflicto. El proceso de paz es doloroso, pero es la única manera para salir adelante.”
 
Formado en derecho, trabajó durante año y medio en el Ministerio de Justicia, pasando luego al Ministerio de Asuntos Exteriores. El primer nombramiento fuera de su país fue en Brasil, donde estuvo cerca de cuatro años como primer secretario de la Embajada en Brasilia. Su desempeño como diplomático también le ha permitido estar en otros países latinos como España, donde fue segundo en la Embajada, y Chile, donde fue Embajador.
 
En el 2014 asumió lo que es, según sus palabras “la buena experiencia de abrir la Embajada de Dinamarca en Colombia”.
Para Steen, la experiencia latinoamericana ha sido maravillosa por la calidez y alegría de su gente, razón que lo ha motivado a aceptar cargos en la región.
 
La apertura específica de la Embajada en Colombia corresponde a un gran interés del gobierno danés en aproximar a los dos países para buscar espacios de cooperación.
 
De acuerdo con Steen, “el ministro de asuntos exteriores hizo por primera vez una investigación a través de comité en el que participaron empresas danesas, ONGs, organizaciones civiles como universitarios y otros sectores sociales y, fruto de las triangulaciones y análisis realizados por el comité, se llegó a la conclusión de que era necesario abrir embajadas en varios países. Colombia es un país grande, importante, interesante cada vez más por el proceso de paz, con un potencial económico y comercial, y por esto la conclusión fue que se debería abrir una Embajada.”
 
Interesado en asumir nuevos retos, cuando le preguntaron a Steen si tendría el coraje de abrir una Embajada, él respondió afirmativamente. Inició con 4 personas en Colombia, y en dos años el número de personas que lo acompañan es de 14, lo que da muestra de su liderazgo y credibilidad, más en un periodo en el que Dinamarca está cerrando Embajadas y recortando puestos públicos.
 
Dentro de las prioridades que se ha fijado en la Embajada, están temas comerciales y el impulso al proyecto de paz, dentro del marco de la Unión Europea. Según Steen, “el impacto del proceso de paz en la imagen de Colombia es enorme. Es muy diferente realizar la gestión para atraer a inversionistas y turistas a un país que ha hecho un proceso de paz, que a a uno que está en conflicto. El proceso de paz es doloroso, pero es la única manera para salir adelante. “
 
La agenda de Steen en Colombia es diversa. De momento ha logrado un memorando de entendimiento entre el Ministerio de Agricultura y el gobierno de Dinamarca para intercambiar experiencias, y tiene el proyecto de hacer lo propio con el Ministerio de Salud.
 
El apoyo a empresas navieras que han abierto puertos en Colombia, a farmacéuticas y a firmas diversas, como de energías limpias y renovables, que quieren invertir en el país, está también en su foco de acción.
 
Steen recomienda a las empresas colombianas que quieran invertir en Dinamarca, seguir prácticas éticas y orientar sus estándares con consideraciones de responsabilidad social. 
 
Vea la entrevista concedida por el Embajador a Huella Forense, aquí.
 
*Foto tomada de Twitter
 
Redacción Huella Forense
 

Síguenos en: